La cuestión armenia en Nagorno Karabaj

Tiempo de lectura: 4 minutos

Carta del ex senador Óscar López Goldaracena al presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez, en el marco del Foro por la Paz, que se llevó acabio en la ciudad de Stepanakert.

20 de noviembre de 2019

Muy estimado Sr. Presidente de la República Oriental del Uruguay

Dr. Tabaré Vázquez

De mi mayor consideración

Por la presente, tengo el honor de dirigirme a usted a los efectos de informarle que el pasado mes de octubre, junto con expertos de diversos países del mundo, participé en el Foro por la Paz que se llevó a cabo en la ciudad armenia de Stepanakert, en Nagorno Karabaj. Como es sabido, Nagorno Karabaj se erigió en Estado independiente (1991), hoy República de Artsaj, pero no ha sido aún reconocido por la comunidad internacional.

En el foro de la referencia presenté los fundamentos jurídicos en los que me baso para sostener que debe procederse al reconocimiento internacional del nuevo Estado.

Como ciudadano comprometido con el derecho y con la paz, siento la impostergable necesidad de poner estos fundamentos a vuestra consideración, con la aspiración de que Uruguay reconozca a la República de Artsaj (Nagorno Karabaj) como un Estado independiente y soberano. Adjunto archivo con los fundamentos.

***

Tengamos presente que el 2 setiembre de 1991 Nagorno Karabaj declaró su independencia de Azerbaiyán, en base al procedimiento previsto en la Ley de la URSS de 1990 que regulaba la secesión e independencia de las repúblicas que integraban la URSS y sus regiones autónomas. El proceso de independencia se completó con un referéndum.

Consecuentemente, con sustento jurídico en las normas de secesión vigentes al momento, el pueblo de Nagorno Karabaj creó un Estado independiente, republicano y democrático, con todos los atributos que el derecho internacional exige para ser considerado soberano.

Pero además, su derecho a constituir un Estado independiente con base en el derecho de autodeterminación también es legítimo y conforme al derecho internacional como mecanismo de defensa para garantizarderechos individuales y colectivos y prevenir graves violaciones de los derechos humanos.

En el caso, el derecho de autodeterminación se ejerció válidamente y, como se analiza en el adjunto, prevalece sobre el derecho a la integridad territorial de Azerbaiyán.Además,y por otra parte, el territorio de Nagorno Karabaj nunca fue legítimamente integrado al territorio de Azerbaiyán y en consecuencia, éste no puede invocar como válido su derecho a la integridad territorial.

La soberanía se constituyó, por tanto, con base en títulos jurídicos incuestionables (derecho de secesión y derecho a no ser víctima de genocidio).

Hoy, la República de Artsaj existe como estructura política del pueblo de Nagorno Karabaj, con capacidad y aptitud de ser centro de imputación normativa y de mantener relaciones diplomáticas con la comunidad internacional.

Teniendo presente que el reconocimiento internacional no tiene efectos constitutivos, sino declarativos y quela República de Artsaj ya es un Estado soberano que debería ser tratado como tal, el reconocimiento internacionalotorgarácertezas y garantizará la paz.

***

En 2017, viajé por primera vez a Nagorno Karabaj como observador de un referéndum. En esa ocasión comprobé la existencia de un pueblo armenio degran cultura que, tras el colapso de la Unión Soviética, edificó en sus montañas ancestrales un Estado independiente, democrático y republicano. Constaté que el pueblo de Artsaj quería vivir en paz con el mundo, pero convivía diariamente con la amenaza de guerra de Azerbaiyán.

Hoy, tan solo dos años después, en este segundo viaje observo su pujante desarrollo ymismo deseo de paz, pero también constato que esto no será posible si la comunidad internacional no lo reconoce como lo que ya es, un Estado independiente y soberano.

Convencido de que desde el punto de vista jurídico el derecho le da la razón, abogo para que el Uruguay reconozca a la República de Artsaj(Nagorno Karabaj) en virtud de los fundamentos que desarrollo en el trabajo adjunto.

Lo impone el derecho y lo exige la paz.

Un abrazo fraternal, con mi más alta estima.

Dr. Oscar López Goldaracena

Enlace permanente a este artículo: https://www.martes.com.uy/la-cuestion-armenia-en-nagorno-karabaj