«El camino contra el lavado, no tiene retorno»

Tiempo de lectura: 2 minutos

El presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo, Ángel Urraburu, dijo a Revista Martes que las grandes operaciones deberían seguir siendo por bancos, al ser consultado sobre las modificaciones a la Ley de Inclusión Financiera planteada en la LUC. Los corredores de bolsa preparan un documento para entregarle a Luis Lacalle Pou con propuestas para generar un mercado de valores en Uruguay.

Consultado sobre las modificaciones realizadas a la Ley de Inclusión Financiera, Urraburu planteó que en el ámbito de las ideas generales, coinciden con el objetivo de alcanzar los mayores niveles de libertad, pero resaltó que se trata de un borrador de proyecto y ahí hay que ver cómo se pasa de las ideas generales a medidas concretas.

De todas formas opinó que la institución respalda las propuestas que tengan como objetivo aumentar los niveles de libertad, pero sin descuidar las exigencias de la normativa internacional.

Urraburu puso como ejemplo los pagos a través del sistema bancario y consideró que la discusión sobre ese punto se puede resolver fácilmente “subiendo el nivel a partir del cual se debe pagar indefectiblemente a través del sistema bancario”. Actualmente las operaciones mayores a cinco mil dólares deben hacerse por banco, mientras que la LUC plantea que puedan hacerse en efectivo.   

«Me imagino que una persona que vaya a comprar un campo no lo hace en efectivo, sin generar algún nivel de sospecha»

En ese sentido, Urraburu señaló que en la bolsa no se permiten operaciones en efectivo por más de 10 mil dólares:  “ese umbral es bastante coherente, me imagino que una persona que vaya a comprar un campo no lo hace en efectivo, sin generar algún nivel de sospecha, una solución sería fijar un nivel de 10  mil o un poquito más”.   

Por otra parte, planteó que si no se ponen restricciones a las operaciones, el que recibe el dinero en efectivo va a encontrar dificultades para colocarlo en las instituciones bancarias.

“El camino recorrido para el control del lavado de activos, es un camino que no tiene retorno”, más allá de que haya aspectos de la ley de inclusión financiera que “se pueden y se deben flexibilizar”, opinó.

«El camino recorrido para el control del lavado de activos, es un camino que no tiene retorno»

A modo de ejemplo planteó que a los corredores de bolsa,  al igual que a los escribanos se les exige una corroboración de los cheques y las letras de cambio “tenemos que pedir  origen de fondos, cuando en realidad ya lo pidió el banco. ¿Por qué tengo que duplicar si ya cumplió con todos los requisitos”, cuestionó, advirtiendo que es necesario esperar que se lleve la LUC a lo concreto.

«Tenemos que pedir  origen de fondos, cuando en realidad ya lo pidió el banco. ¿Por qué tengo que duplicar si ya cumplió con todos los requisitos?»

En los próximos días, el directorio de la Bolsa de Valores pedirá una reunión con el presidente electo para presentarle un documento con propuestas para la generación de un mercado de valores, que aún no está construido. Más allá del saludo protocolar la bolsa aspira a entablar un ámbito de trabajo con el próximo gobierno.

Enlace permanente a este artículo: https://www.martes.com.uy/el-camino-contra-el-lavado-no-tiene-retorno