Con María Noel Domínguez

dominguezindex L a redactora responsable de Montevideo Portal recibió a Revista Martes en la redacción para conversar sobre el proceso del medio digital y el ejercicio del periodismo.

¿Cuáles fueron los principales cambios que ocurrieron en estos años de periodismo en internet?

Las redes sociales es uno, el primero que se me ocurre porque cambió la forma de dar las noticias para afuera y el concepto de primicia es lo segundo. Los medios tradicionales ya no pueden buscar las primicias que están en otro lado ya los portales tomaron el lugar de dar las noticias primero, los periodistas también las dan a través de sus cuentas personales, la información del exterior a veces viene del propio insumo, lo empezó Timerman cuando él decía lo que quería decir, desde la red. No había que hacer nada porque estaba ahí, el que lo viera primero era el que tenía la nota y ese es el concepto más novedoso, al que hubo que adaptarse y al que habrá que seguir adaptándose.

Eso viene de la mano de la tecnología que es el gran movilizador de los nuevos medios, de los smartphones, de cómo se consume el periodismo y cómo se hace a través del uso del celular, se lee otra cosa desde otro lado y todo es mucho más rápido de lo que nosotros a veces podemos procesarlo.

Hay quienes entienden que esa velocidad ha perjudicado la calidad del periodismo que se hace.

Creo que no, la tecnología no puede perjudicar en nada, en todo caso si la calidad es menor por la falta de procesamiento habrá que buscarla por otro lado. Nunca puede hacer mal, tener más elementos para trabajar,  lo que capaz que tenemos que adaptarnos y decir “esto no lo damos de esta manera”,  pero nunca puede ser en contra de la profesión. Hay cosas que hicimos mal, poner cosas sin chequear,  a veces dar información que solo se sustenta con la cuenta personal de Twitter, hay cosas que resolver pero no creo que sean perjudiciales a largo plazo, lo que pasa es que en el momento no la sabemos usar del todo bien. No todos las usamos de la mejor manera posible. Pero nunca puede ser perjudicial.

¿Hay poco tiempo para investigar?

Hay tiempo para investigar, no todos los periodistas hacen investigación. Hay periodistas que tiene más tiempo para procesar sus notas que otros que hacen otra cosa. Los temas que se tratan semanalmente, son investigados. Lo que te da la tecnología es la capacidad de investigar más lejos, por ejemplo hablando por Skype a una fuente que está en Alemania, que antes no lo podías hacer. No puede ser peor, tiene que ser mejor.  Me parece falaz decir que no hay tiempo para investigar.

En los primeros años de 2000, lo que venía de internet , se ponía en una misma bolsa y con un aura de incredulidad o desconfianza de la información ¿crees que esa etapa está superada?

Sí , está superado eso como está superado el buscar y tomar los primeros elementos de Google, aunque google también cambió su forma de presentar sus primeros cinco contenidos. En un primer momento vos tenías que saber en quién confiar, y eso sigue pasando, pero vos ya sabés dónde buscar y dónde no. Esto va en cada uno, siempre hay que pensar si lo que tenés está bueno o no, pero eso va en tu capacidad de discernir. No hay forma, lo que te da la tecnología es más amplio, pero si no sabés elegir en internet, tampoco sabés elegir en radio o lo que sea, no sabés elegir a tu fuente, o tu fuente te utiliza, te tira fruta podrida, es lo mismo.

Algunas tesis dicen que el periodismo dejará de existir

El periodismo no va a dejar de existir, mientras haya unas personas que le brinden información a otra que quiera recibir información y esa base no va a dejar de existir. Buscando en la teoría de la comunicación, nada que de lo que se conceptualizó como comunicación dejó de existir, lo que hay son muchas más cosas, pero la base de Shannon sigue ahí, con mucho más color.

Platón decía que con la escritura se moría el conocimiento.

Esto se va a resignificar como otras cosas, como se resignificó el periodismo con otros medios. Ahora es más rápido que lo que fue  el proceso del diario papel. Ahora hay que cambiar más rápido la manera de hacer las cosas.

Había diarios que se aguantaban las noticas para la edición de papel, eso pasó durante muchos años.

Creo que lo deben de haber hecho en  Argentina y España, pero en un momento eso era insostenible, porque los medios digitales iban a sacar la información que ellos estaban guardando, era algo difícil de sostener. No podés guardar nada, porque otro lo va a decir, incluso a veces lo dicen los mismos periodistas de los medios, antes que los medios.  A veces en conferencia twittean antes los periodistas que él mismo medio.

¿La cuenta es del periodista o es del medio?

Es un debate lapso, nosotros creemos que la cuenta es del periodista, pero el periodista no puede twittear antes que el medio que le paga para trabajar. Si el periodista está en una conferencia de prensa, la información primero la tiene que dar el medio. Vos estás haciendo periodismo y te están pagando el sueldo para responder a un medio que vive de eso, si vos te estás proyectando como periodista y querés trabajar en otro lado, bueno. Yo no digo de controlar, ni estar arriba de las cuentas, pero creo que lo que moralmente corresponde es que primero lo twitte el medio.
Hace poquito el New York Times superó el ingreso por subscripción en relación al de publicidad, ¿ese modelo te parece un buen camino?

Nosotros no podemos cobrar porque no hemos educado, ni hemos generado una comunidad que esté dispuesta a pagarnos por lo que estamos haciendo. Quizás en algún momento tendremos que buscar productos que no son los que estamos haciendo ahora y ver de qué manera se podrían comercializar, pero nosotros defendemos que se lea lo que hacemos de forma gratuita, así lo hicimos siempre.  ¿Cómo mañana le vas a decir bueno y ahora para entrar acá tenés que pagar?.

Puede ser una forma de evitar presiones de las empresas que publicitan

Eso me parece falaz, toda la vida fue así, los medios se sustentan con pautas, las formas en las que esos anunciantes tratan de intervenir siempre es la misma. Lo que está en cada uno es ver cuál es la política empresarial y por dónde va el periodismo. Esto me parece que nosotros lo tenemos claro, hay una línea y las quejas comerciales no llega al equipo periodístico. Se resuelven en otro lado, no hay presión directa de gente que nos pueda llamar, quizás llamen pero a nosotros no nos llega y eso hace a la independencia periodística y económica, creo que eso es uno de los grandes valores del portal.

¿Cómo es el relacionamiento con las empresas de comunicación y organizaciones?

Es difícil, tratamos de que no todos los periodistas tengan vínculos con las empresas, la tentación es para todos, se mezcla el favor con lo que es información y ahí hay que estar viendo todo el tiempo qué es lo que corresponde hacer. A mí no me parece mal que los periodistas reciban regalos de las empresas que hacen comunicación organizacional, me parece mal que ese regalo les inhiba para publicar un material después.  Tampoco me parece mal que si hay una información que vincula a esa empresa, se consulte para hablar directamente. Si yo tengo un material que perjudica a una de las empresas a las que estas agencias le hacen la comunicación organizacional, les pregunto, dame el contacto porque lo voy a llamar, lo llamo y lo resuelvo, no se puede ser servil. Que me manden una botella a fin de año, no me hace nada.

¿La mejor  ley de prensa es la que no existe o sería bueno regular para alcanzar la libertad del ejercicio?

No lo tengo claro, ahí voy  y vengo. No creo en la ley de medios, prefiero que no, pero hay días que me parece que la preciso, no tengo una posición definida, aunque en principio no, creo que se tiene que regular solo, pero a veces veo cosas que me dan la necesidad de que algo más esté controlado.

¿Cómo ves la calidad del periodismo uruguayo?  ¿Mejoró, empeoró? Se ven prácticas poco propias del oficio, como no citar la fuente por ejemplo.

La tecnología lo mezcló y lo puso todo ahí, es muy fácil citar. Antes vos no podías sacar un cable que no estabas pagando y te llegaba. Ahora está on line, no me animaría a juzgar al periodismo como mejor o peor, creo que hay buenos periodistas y otros que no y siempre pasó igual. En otro momento había periodismo partidario, que hoy no sería admitido.

¿Qué tipo de periodistas precisa el periodismo?

Periodistas independientes, independientes políticamente, para ejercer la profesión con total libertad, independientes de la empresa con la que trabajan, de sus fuentes. Hay relaciones demasiado estrechas con la fuente, incluso con representantes del gobierno que no hace que la profesión se pueda ejercer con libertad, que es lo que te permite investigar. Poder trabajar sin llamadas, no digo llamadas para que se saque una nota, existe otro tipo de llamadas que son más afables pero que en realidad están ejerciendo cierto tipo de presión, también hay autocensura, “esto no lo pongo porque me va a generar un lío” y eso no te permite ser libre, me parece que es por ahí, además de que hay que leer y escribir mejor. Nosotros en eso ahí a veces la celeridad nos lleva a descuidar un poco la escritura.

La otra autocrítica es que por la cantidad de información que sacamos por día no podemos estar en los lugares, hacemos mucho periodismo de oficina, que nos hace perder el verle la cara a la persona que estamos hablando y saber qué cara pone cuando le estamos preguntando o qué tiene al lado y contextualizar la nota que estamos haciendo. Si está nervioso, si prendió un cigarro, si miró para afuera, si se aburrió.  Estamos por teléfono con tres notas a la vez y eso nos hace perder la cercanía. Las entrevistas no las hacemos de esa manera, pero hay un montón de cosas que esa vorágine nos impide hacer mejor. Tenemos pocas instancias de pensar qué nos pasó, es como muy veloz y eso no siempre es eficaz, sería mejor planificar el día, ver qué nos faltó en cada nota, que tendríamos que haber  hecho para mejorar, buscar mejor la foto, es una dinámica que es cruel pero es genética, la gente quiere leer las cosas y uno de los valores es la cantidad de notas que subimos.

 

Montevideo COMM parece haber comprendido rápidamente el potencial de internet para el periodismo. ¿Por qué crees que pasó eso?

Porque los dueños son ingenieros y manejaban computadoras cuando yo estudiaba mecanografía en la UTU. Tienen esa gran virtud. Un día tenían un producto para vender  y tenían que pautar en un semanario y les pareció tan caro que dijeron con esta plata hacemos un portal y con esa plata hicieron un portal. Lo mismo vamos a hacer con la televisión, nosotros pudiendo participar de la televisión digital decidimos hacer televisión por la web porque es en lo que realmente creemos. A la gran mayoría de los que trabajamos acá nos alegra que existan portales porque de eso vivimos, no somos mezquinos con esas cosas, porque suma a lo que nosotros hacemos. Nos va muy bien porque estamos en un lugar al que le va bien, tenemos mucho que ver con eso del que le medio es el mensaje.

Enlace permanente a este artículo: http://www.martes.com.uy/con-maria-noel-dominguez